En búsqueda de la pieza perfecta

Hace unos días se me ocurrió crear una piecita encastrable con mi impresora 3D.

Todo surgió de un tema doméstico: no entran las cosas en el secaplatos, y quisiera tener una superficie donde poner más cosas pero luego guardarla y que no ocupe lugar.

Así se me ocurrió que podría diseñar una pieza encastrable para armar y desarmar una superficie donde apoyar cosas.

La primera piecita que diseñé era cilíndrica… bastante complicado de encastrar con otras. La segunda es esta, en la que puse un hexágono hueco dentro de un hexágono sólido, y luego le anexé un prisma en uno de sus lados.

Para que pudiera generarse el lugar del encastre, dupliqué la pieza y la hice hueca, encastrándola en el mismo programa, logrando una pieza perfectamente encastrable en forma lineal (hacen “clic” y todo!)

De esa manera, obtuve una pieza con la que podía crear una cadena. Así que quise mejorarla para lograr “doblar”, o “tejer” una superficie más que una cadena.

Dupliqué la piecita y empecé a hacer intentos varios. Muchos fracasos, algunos éxitos.

Hoy llegué a esta nueva pieza que puede engancharse desde varios lados. Sigo imprimiendo (cada una lleva casi una hora):

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *