No a la guerra

Ninguna guerra es justa.

Ninguna guerra tiene sentido.

Pero por favor: no confundamos una persona con un pueblo, o un pueblo con un gobierno, o una religión con un país.

Cuando mi país tuvo la estúpida idea de ir a la guerra, yo era muy chica. No creo que fuera justo que se insultara a los argentinos en general porque yo no tenía ni idea de lo que estaba pasando. Y si mis padres pensaron por un momento en que la guerra era útil o justa, fue por la manipulación de los medios de comunicación.

Hoy me solidarizo con todos los pueblos: los que empezaron, los que siguieron, los que la devolvieron… todos son víctimas de lo mismo. Quien pierde, siempre, es la gente. Quienes ganan son los gobiernos, los poderosos, los que confunden a la gente con los juguetes que de chicos rompían divertidos, porque total, mamá después les compraba otro.

2 opiniones en “No a la guerra”

  1. Iris, me gusto lo que escribiste y me hizo acordar de esta cancion de Jorge Drexler, la conoces?

    Besos!

    Carola

    milonga del moro judio
    jorge drexler

    Por cada muro un lamento
    En jerusalén la dorada
    Y mil vidas malgastadas
    Por cada mandamiento.
    Yo soy polvo de tu viento
    Y aunque sangro de tu herida,
    Y cada piedra querida
    Guarda mi amor más profundo,
    No hay una piedra en el mundo
    Que valga lo que una vida.

    Estribillo

    Yo soy un moro judío
    Que vive con los cristianos,
    No sé que dios es el mío
    Ni cuales son mis hermanos.

    No hay muerto que no me duela,
    No hay un bando ganador,
    No hay nada más que dolor
    Y otra vida que se vuela.
    La guerra es muy mala escuela
    No importa el disfraz que viste,
    Perdonen que no me aliste
    Bajo ninguna bandera,
    Vale más cualquier quimera
    Que un trozo de tela triste.

    Estribillo

    Y a nadie le dí permiso
    Para matar en mi nombre,
    Un hombre no es más que un hombre
    Y si hay dios, así lo quiso.
    El mismo suelo que piso
    Seguirá, yo me habré ido;
    Rumbo también del olvido
    No hay doctrina que no vaya,
    Y no hay pueblo que no se haya
    Creído el pueblo elegido.

    Estribillo

Responder a Carola Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.