Relatos de docentes en primera persona se buscan

Relatos docentes

Después de arduos debates infructuosos sobre la realidad del trabajo docente noté que la gente suele ser muy sensible a las historias personales, individuales, especiales… pero al hablar de la profesión en general, se hace difícil que entiendan cuán duro es el trabajo docente, cuántos aspectos diferentes moviliza en una persona que debe estar bien capacitada, actualizada en todos los contenidos que dicta, actualizada en metodologías y didácticas, en tecnología, además ser humana, tener valores, querer, dejarse querer, comprender pero exigir, estar atenta pero a veces mirar un poco para otro lado, responder al proyecto institucional pero tener en cuenta la individualidad de los alumnos y la historia del grupo, los pedidos del padre y las directivas gubernamentales, las exigencias de los directivos y la formación personal
¿Existe algún trabajo más difícil que el de ser docente? Lo dudo.
Para reflejar al menos un poco la complejidad del trabajo docente es que pensé en crear este espacio: Relatos de docentes (en primera persona).
Invito a todos los docentes que tengan una historia cómica, triste, dulce o dramática, es decir, cualquier tipo de historia que hable sobre alguno de los aspectos de nuestro trabajo, a que envíen sus historias o se creen un usuario en el blog para pertenecer al equipo.

5 opiniones en “Relatos de docentes en primera persona se buscan”

  1. Hola Eduideas, tuve que buscar en Google y veo que “la sonrisa de Platón” es un libro. Imagino que será parecido a “Qué porquería es el glóbulo”. Me encantan las historias escolares, y todos los días hay nuevas!!
    Gracias por la visita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.