Sobre captcha y reCaptcha… del odio al amor hay un solo paso

Hace un tiempo que digo que odio los Captcha porque son un impedimento para la accesibilidad. Se trata de textos pequeños que hay que tipear para demostrar que la registración la está haciendo una persona y no un programa.
Muchas veces son hasta ofensivos, sobre todo, cuando te hacen sentir que si no sos capaz de leer y escribir no sos un ser humano

Sin embargo, hace unos días me enteré de algo verdaderamente maravilloso: una aplicación llamada reCaptcha, además de brindar seguridad a los sitios web, brinda información útil a la humanidad.

reCaptcha

Cada vez que uno usa un reCaptcha, una de las dos palabras que escribe es una palabra de un libro digitalizado que los OCR no pudieron reconocer. Entonces, por cada reCaptcha que un usuario descifra, una nueva palabra de un libro, diario, o viejo programa de radio puede pasarse a texto, colaborando con la digitalización de material fundamental para la cultura.
Además, tiene opción de sonido, haciendo que los invidentes puedan superar la prueba y seguir accediendo al contenido.

¿Cómo funciona?

Cuando el escáner digitaliza los textos, se utiliza posteriormente un programa de reconocimiento óptico de caracteres para traducir las imágenes a texto. Sin embargo, algunos textos resultan ilegibles para el programa de reconocimiento, aunque no lo sean para el ojo humano:

Ejemplo de texto no reconocido digitalmente
Fuente:Learn more – reCaptcha

reCaptcha colabora con este proceso incorporando palabras que resultan ilegibles para la computadora, pidiendo a los usuarios que escriban lo que ven. De esa forma, prevenimos el spam y colaboramos con esta tarea tan importante para la humanidad, todo en un mismo paso.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *